Inicio AMPA C. P. Alhambra Plano del sitio Publicar
Debate sobre la jornada contínua
Ventajas del horario continuado
Por: Antonio
El Jueves 17 marzo 2005.

Versión imprimibleVersión
imprimible


Comentarios 28

En la misma sección
Resultado de la votación de la jornada contínua: no se cambia el tipo de jornada
Al no alcanzarse los 2/3 de votos necesarios respecto al censo total, no se cambiará el tipo de jornada de nuestro colegio.
Más reuniones informativas sobre la Jornada Continua
Lunes 17 reunión informativa organizada por la Dirección, martes 18 mesa redonda y viernes 21 tertulia informal organizadas por el AMPA.
Circular y comparativa entre jornada partida y continua
Os recordamos que en nuestra web tenemos una sección dedicada íntegramente al debate entre ambos tipos de jornada para que estéis bien informados de cara a la votación.
Vídeo de la conferencia del profesor Rafael Feito sobre la jornada escolar
Conferencia seguida de debate sobre el tema de la jornada contínua o partida impartida en Rivas. Rafael Feito fue padre y miembro del consejo escolar en el colegio Alhambra.

Análisis de las ventajas del horario continuado o jornada única en el rendimiento escolar y en la convivencia familiar. (Nota aclaratoria: En nuestro colegio debatimos el tema hace varios años y se descartó la jornada contínua por una inmensa mayoría. Así pues el CEIP Alhambra sigue teniendo jornada Partida.)

El horario continuado o jornada única mejora el rendimiento escolar y la convivencia familiar, y es independiente a que los padres trabajemos o no.

Se propone debatir el establecimiento del horario continuado para el C.P. Alhambra de 9 a 14 horas, en lugar del horario partido que conlleva un cese de actividades académicas de dos horas para poder llegar a la hora y media última de clase (9 a12,30 y 14.30 a16 horas). En el horario continuado la duración del tiempo del comedor, para aquellos que lo requieran, sería el mismo de dos horas, en este caso de 14-16 horas. De modo que el horario del colegio para los padres que no pueden recoger a sus hijos antes de las 16 horas seguiría siendo exactamente el mismo. Es decir que el debate es independiente a que los padres trabajemos o no.

Según estudios realizados en centros escolares con jornada única (algunos llevan 11 años con horario continuado) se muestra que existen muchas ventajas con este horario frente a la jornada partida: Mejora del rendimiento escolar; evita recreos en el patio excesivamente largos y en un entorno de niños pequeños junto a niños mayores, sin suficiente vigilancia, evitando graves sucesos como han ocurrido últimamente en este centro; los talleres y clases extraescolares son accesibles a todos los niños al impartirse de forma gratuita; reparto del tiempo de la jornada de forma racional; permite la convivencia familiar; evita el estrés... Estas y otras ventajas son desarrolladas a continuación.

1. Criterios Psicopedagógicos:

- El rendimiento intelectual es mayor durante la jornada de mañana que en las horas posteriores a la comida por razones fisiológicas obvias que influyen en el nivel de concentración. En las primeras horas del día el aumento del azúcar en la sangre y del calor corporal favorecen la concentración y estimulan la capacidad de deducción. Después de comer los carbohidratos de los alimentos ejercen un efecto calmante sobre el cerebro, haciendo que el nivel de atención disminuya. (Leer el artículo “Buenos hábitos” de la psicóloga infantil C. Feenstra al final de este estudio).

- No se producen interrupciones horarias que perjudiquen a la atención, sino al contrario los alumnos están en clase en los periodos de máximo rendimiento. La organización en los centros de jornada única se ha realizado impartiendo en las primeras horas las áreas que suponen un mayor esfuerzo de concentración y después del periodo de recreo de 11,30 a 12,00 horas, las áreas de esfuerzo medio-bajo, para terminar con las más “relajantes” para los niños, como plástica o manualidades al final de la jornada.


- Facilita al alumno más tiempo para la realización de sus tareas escolares que le va a posibilitar la adquisición de hábitos de estudio y trabajo personal.

- Para los más pequeños tampoco representa estar más cansados con el horario continuo, puesto que sus clases están más volcadas a aprender de forma lúdica de modo que se cansa menos los niños en su clase organizados por su profesora que alterna los ratos de relajación con los de actividad durante toda la jornada que estar dos horas en el comedor y en el patio con el horario partido.

- Se ha mostrado como el rendimiento escolar del alumnado en los centros de jornada única ha aumentado (dato suministrado por la dirección del colegio C.P. Giner de los Ríos de Mérida y dato también constatado en el estudio de Fernández Enguita “La hora en la escuela” encargado por la Comunidad de Madrid). También está ratificado por los centros a los que he mandado mi estudio.

- Con la jornada única se evita la interrupción y perdida de tiempo de dos horas de espera a la reanudación de clases. Se ha estudiado que los recreos excesivamente largos son perjudiciales para la educación. Durante el tiempo de comedor y en el patio se invierte los valores que se le ha enseñado en clase, incrementando además la agresividad. Los niños pequeños juegan junto a los mayores, a veces con escasa vigilancia, “aprendiendo” cosas que no son ni correctas ni adecuadas a su edad, de hecho se han comentado casos lamentables donde los mayores se han “divertido enseñándoles” a algunos pequeños “barbaridades”, y otros hechos graves que han ocurrido últimamente. Los profesores de infantil comentan que por la tarde sus alumnos vuelven muy “brutos” y tiene que estar un rato relajándolos para poder continuar las clases. En definitiva las dos horas de 12,30 a 14,30 resultan perjudicialmente largas para los alumnos que se quedan a comedor, y por otra parte cortas para los que van a comer a casa. Si miramos el horario de nuestros hijos y lo hacemos proporcional al tiempo de duración de cada concepto vemos que después del descanso del recreo suben a dar una clase sola de una hora y luego otras dos horas de “descanso” para llegar a la tarde con una hora y media más de clase. ¿Están cansados?, creemos que sí ¿pero no serán de las múltiples interrupciones que impiden su concentración?. Para paliar la larga espera se están introduciendo clases extraescolares en el periodo de comedor, este aumento de clases por un lado es bueno para tenerlos entretenidos y disminuir el tiempo de patio, pero por otro lado están llegando a la clase de la tarde habiendo dado más clases extras en medio de la jornada curricular y posiblemente haciendo disminuir su atención. Quizás se vea mejor en el siguiente esquema:

GIF - 9.1 KB
Esquema de jornada

El esquema se inicia con la jornada partida. A continuación se introducen clases extraescolares a las horas del comedor para reducir los recreos excesivamente largos. Para no aumentar las horas de clase sin haber acabado la jornada curricular se sustituyen por las clases curriculares que faltaban que es sólo hora y media, y se llega a la jornada única, con el descanso del recreo prácticamente a mitad de la jornada escolar, sólo hay una diferencia de 30 min. teniendo en cuenta además que a última hora las clases son más cortas, y el cambio de actividad muchas veces descansa más que el propio recreo, a parte de que se reservan también para última hora las áreas que requieren menos atención. De todas formas en otros colegios de jornada continua como el Antonio Gala de Córdoba lo han organizado de otra manera: la clase que acababa a las 11, termina 5 minutos antes y la siguiente empieza 10 minutos después, y en ese cuarto de hora descansa para comer el bocadillo, y luego de 12 a 12 y media tienen el recreo. Quizás sea esta una buena disposición.

- Con el horario continuado, el paso al instituto no supone una ruptura tan grande con los hábitos de estudio adquiridos en el colegio, puesto que presenta el mismo horario, evitando fracasos debido a la adaptación.

- La jornada escolar única no significa una reducción de la jornada escolar, ni en cuanto al profesorado ni al alumnado, sino al contrario una ampliación de sus posibilidades formativas, ya que las tardes se ofrecen como alternativas de formación de acuerdo con las aficiones o intereses de los alumnos en los distintos talleres o clases “extraescolares” que podrían empezar antes de las cuatro evitando el largo tiempo en el patio para los que lo quisieran. El profesorado además de tener las mismas horas de clases con sus alumnos, por la tarde también participa en los talleres y clases extraescolares.

- Con el sistema de jornada única, los talleres o clases “extraescolares” son gratuitas y por tanto accesibles a todos los niños y no sólo para aquellos de familias con mayor poder adquisitivo puesto que son financiadas por la Administración Educativa, y sólo requieren el interés del alumno.

- Por otra parte el sistema de horario continuado permite obtener un mayor aprovechamiento de las instalaciones y recursos materiales que tiene el centro. Es deseable que el horario de apertura del colegio sea lo más amplio posible, tanto durante el curso académico como en verano, ya que es un punto de referencia, de educación y de encuentro excelente para nuestros hijos pero debe estar racionalizadas sus actividades, de modo que unas sean curriculares y obligatorias, y otras estén disponibles según las aficiones de nuestros hijos o quizás en momentos en que por el trabajo de los padres no puedan atenderlos.

2. Criterios Sociofamiliares:

El horario continuado presenta una serie de ventajas, subsanando los defectos que el horario partido conlleva:

- Los niños que van a su casa a comer tienen que apresurarse en la ida y en la vuelta. Comer rápidamente para que le dé tiempo. Meterles prisa. En definitiva se le genera mucho estrés y en muchos casos alimentación deficiente, dolores de estómagos...

- La comida se realizaría concluida la jornada curricular, por lo que sería una actividad más relajada, sin preocupaciones del posible examen o control que tengan después.


- En la mayoría de los casos no pueden comer con la familia. Hay pocas familias que puedan comer a las 12,30 o las 13 horas. La vida en familia debe ser tan importante como la vida escolar.

- Desajuste de horarios de comidas entre los días laborables y los sábados, domingos y vacaciones, cuando ya se pueden incorporar a la familia y comer a las 14 o 14,30 o quizás más tarde.

- Incluso presentan distintos horarios con sus hermanos mayores que ya están en el instituto. Transformándose el comedor de las casas en una especie de “casa de comidas”, donde... cuando unos acaban de comer, otros empiezan, sin posible convivencia y relegando el papel de madre al de esclava.

- Muchos de los niños que ahora tienen que asistir al comedor del colegio, porque no le da tiempo a comer en casa o porque sus padres no los pueden recoger a las 12.30, sí podrían comer en sus casas si se establece el horario continuado, mejorando sustancialmente su calidad de vida y la de sus compañeros que sigan requiriendo el comedor del colegio. Pues uno de los principales problemas del comedor y generador de otros muchos problemas es la masificación. (Por termino medio de cada clase de 20 niños, sólo pueden comer en su casa, con el horario partido, 4 o 5 niños). Habría también más facilidad de conseguir becas de comedor para aquellos que lo necesiten. En un colegio público de Azuqueca que obtuvieron el horario continuado, han conseguido que para los niños que seguían necesitando el comedor, este fuera gratuito (según información de una de las madres).

- Hay muchos niños que tienen diversas alergias de comidas y se le hace muy difícil su seguimiento en el colegio.

- En los días “malos”, que en otoño, invierno y primavera pueden ser muchos, los niños no pueden estar jugando al aire libre en espera de las clases de la tarde y tienen que estar en un espacio muy reducido, sobre todo los niños de infantil. También tienen que pasar diariamente mucho tiempo en unas filas y en otras.

- Cuando los niños están algo “malitos” descansarían y se recuperarían más rápidamente si pudieran ir a comer a casa y descansar allí o acostarse, sin tener que estar entrando y saliendo continuamente de sitios con calefacción, y quizás sudando, al frío de la calle o del patio. Inclusos muchos salen al patio en las horas del comedor sin abrigo y ya no lo pueden coger en esas dos horas pues las clases están cerradas según comentan las cuidadoras.

- Por la tarde, los niños pequeños de infantil se acuestan en la colchoneta o duermen un poco sobre un cojín encima de la mesa. Descansarían mucho mejor si pudieran dormir la siesta, ya en su casa después de comer y sin prisas. Y habría menos contagios de virus y piojos que los que suceden al dormir todos juntos en el suelo sobre la colchoneta, propagándose fácilmente las enfermedades.

- En las ventajas enumeradas se ha tenido en cuenta sólo las que atañen directamente a los pequeños, sin contar con que un menor estrés en la familia y en los profesores contribuirá a un entorno mejor para los niños.


Conclusión:


En los sitios donde se han implantado la jornada única están contentos y satisfechos tanto los padres, como los profesores como los alumnos.

En ningún colegio una vez implantado el horario continuo se ha querido volver atrás.

Por donde se va implantando a lo largo de toda la geografía y son conocidos sus resultados, por allí es precisamente por donde continúa el cambio de jornada con mayor celeridad, a pesar de las duras condiciones impuestas por la administración. Ya son la totalidad o una gran mayoría los colegios de Gran Canaria, Andalucía, Castilla la Mancha, Extremadura, Murcia, Asturias, Segovia... En la comunidad de Madrid ha empezado en Alcalá de Henares y todo el corredor del Henares y en otros puntos de modo que en los últimos cuatro años casi se han triplicado el número de colegios con jornada continua.

Aumenta el rendimiento escolar.

Permite tener una convivencia familiar en la mayoría de las familias. Debemos encaminar todos nuestros esfuerzos a aumentar la convivencia. Convivir significa vivir juntos y no sólo dormir bajo el mismo techo o pagarles todas sus necesidades. La hora de la comida es el momento idóneo para comunicarnos con nuestros hijos día a día, comprenderlos, y darles una referencia para su vida. No vale con preguntarle de vez en cuando -¿Qué tal va todo?-, debemos mirarles los ojos, comer con ellos, observarles, ponernos en su lugar, compartir sus ilusiones es decir vivir con ellos todos los días. En la campaña realizada por el ministerio para prevenir el alcoholismo en la adolescencia se ha escogido como lema precisamente la frase “Comunícate con ellos”.

A mi hijo le gusta ir al colegio y estar con sus amigos, pero de vez en cuando me pregunta apoyando su mirada en la mía - ¿Por qué no puedo comer con vosotros? -, y aunque yo no sepa que responderle, no quiero que, a fuerza de ver él su imposibilidad, dejara un día de preguntármelo.

La jornada continua no es solamente un cambio de horario sino que debe presentarse como un proyecto de educación completa, así lo establece la ley, donde pueden quedar solucionados otros temas como el comedor y su entorno, la siesta de los pequeños, las actividades extraescolares, el peso de las mochilas y los deberes en casa. El colegio debe presentarse como un referente ideal para nuestros hijos. El horario de apertura debe ser lo más amplio posible, incluido en el verano, y donde podamos organizar no sólo sus horas lectivas obligatorias sino todo un abanico de posibilidades a nuestra disposición.

Los niños acabarán toda su jornada lectiva antes de comer, entonces tendrán ya todos sus deberes, que deben ser exclusivamente, tareas que no le han dado tiempo a acabar en la hora de clase o alguna cosa esporádica que tienen que repasar. Sus mochilas están preparadas. Tendrán un descanso y el tiempo del comedor. Transcurridas una hora a las tres se puede organizar una clase de estudio tutorizada con profesores para que los chicos puedan realizar las tareas que le falten, en una atmósfera de estudio donde el profesor cuidará que todos trabajen y podrá atender a las dudas que le planteen los alumnos para hacer sus ejercicios. Mientras en este tiempo, para los pequeños se puede organizar después de las comidas una clase de relajación, también tutorizada de modo que los niños puedan descansar y dormir su siesta.

De esta forma a las cuatro los chicos se sentirán libres para irse a casa habiendo dejado las mochilas en sus taquillas, ir a las actividades extraescolares que tengan ese día, organizarse para hacer sus deportes favoritos, quedar con sus amigos, ir a la biblioteca, o salir con su familias. En el colegio se pueden organizar partidos de fútbol y baloncesto por las tardes, para los que se quieran apuntar. En el artículo de la psicóloga infantil Feenstra nos dice “Por la tarde. Es bueno que se haga ejercicio al aire libre (al oxigenarse y moverse comerán más y dormirán mejor). El momento idóneo para ello abarca desde las cinco hasta las nueve de la tarde, ya que es entonces cuando los pulmones y el corazón trabajan con más eficacia y el organismo puede aprovechar mejor sus reservas energéticas”. Con todo esto se habrá conseguido evitar recreos en el patio nocivamente largos, y su contra educación; y habremos logrado que sepan racionalizar su trabajo, hacer sus deberes lo primero y sentirse libres, con el sentimiento del trabajo realizado, para disfrutar de su energía y de su juventud, sin arrastrar mochilas, ni estar esclavizado todo el día, con el cargo de conciencia de sus deberes sin hacer.

Elisa Herrero
Dra. Bioquímica y Biología Molecular
Madre de un niño de 1º de primaria


Nota.- Los datos tratados aquí se han tomado de diversas memorias de colegios con jornada continua, de la información aportada por el estudio “La hora en la escuela” de Mariano Fernández Enguita encargado por la comunidad de Madrid, y que paradójicamente fue un estudio planeado para desacreditar la jornada continua pero que muestra un gran volumen de datos que apoyan la idea de la jornada continua (medio millar de textos documentos, medio centenar de personas entrevistadas y en la visita de dos docenas de centros), y por supuesto de la propia experiencia en el colegio Alhambra.


Escribir un comentario a este artículo

Comentarios: hay 28 mensajes.

> DesVentajas del horario continuado
(1/8), por ELENA
> Ventajas del horario continuado
(2/8), por Isabel
> Ventajas del horario continuado, para mi el mejor
(3/8), por Mary
> Ventajas del horario continuado
(4/8), por usuariaescuelapublica
¡HABLE POR SÍ MISMA, NO EN MI NOMBRE!
(5/8)
> Ventajas del horario continuado
(6/8)
> Ventajas del horario continuado
(7/8)
> Ventajas del horario continuado
(8/8), por Margarita Alcalá Reygosa
> DesVentajas del horario continuado por ELENA, el : 16 de marzo de 2013

POR FAVOR! EN PRIMER LUGAR DEBO DECIRLES QUE EN LOS COLEGIOS PÚBLICOS LAS EXTRAESCOLARES NO SON GRATUITAS, CON NINGUNA CLASE DE JORNADA, ES MÁS CASI SEGURO EL PLAN DE MEJORA DE LA COMUNIDAD DE MADRID QUE SUBVENCIONA EN PARTE LAS EXTRAESCOLARES DESAPARECERÁ PARA EL CURSO QUE VIENE. LO QUE SIGNIFICA QUE EL CURSO QUE VIENE SUBIRÁN LOS PRECIOS.

¡A LA FAMILIAS JAMÁS SE LES DEBEN DAR INFORMACIONES FALSAS!

EN SEGUNDO LUGAR LAS COSAS QUE SUCEDEN EN LOS RECREOS DEL COMEDOR TAMBIÉN SUCEDEN EN LOS RECREOS GESTIONADOS POR LOS PROFESORES (RATIO 15 NIÑOS POR MONITOR EN HORARIO COMEDOR Y 50 NIÑOS POR PROFESOR EN HORARIO RECREO). LA MAYORIA DE LOS NIÑOS TENDRÁN QUE SEGUIR UTILIZANDO ESTE SERVICIO PORQUE EN LAS FAMILIAS TRABAJADORAS NO HAY OTRA OPCIÓN. LUEGO ESTAS COSAS SEGUIRÁN SUCEDIENDO HAYA DONDE SUCEDAN. YO HE LEIDO EL INFORME ENCARGADO POR LA COMUNIDAD DE MADRID Y TODO TODO DEMUESTRA QUE LA JORNADA CONTINUA PERJUDICA A LOS NIÑOS.

ADEMÁS EXISTE UN ESTUDIO SERIO DE LA UNIV DE SANTIADO DE COMPOSTELA COM UN GRUPO DE PSICOLOGOS, PEDAGOGOS Y SOCIOLOGOS QUE HAN ESTUDIADO LOS RESULTADOS ACADEMICOS Y PSICOLOGICOS EN NIÑOS GALLEGOS DE COLEGIOS CON LOS DOS TIPOS DE JORNADAS Y DAN ESCALOFRÍOS LOS RESULTADOS QUE ARROJAN LOS NIÑOS EN LOS COLEGIOS DE JORNADA CONTINUA.

TODOS LOS ARGUMENTOS DE ESTA MAMÁ SE BASAN EN SU INTERPRETACIÓN ERRÓNEA DE LA SITUACIÓNY DE LOS INFORMES QUE HA LEIDO . LEAN EL INFORME DE LA COMUNIDAD DE MADRID Y EL DE LA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO POR USTEDES MISMOS Y VERÁS QUE LO QUE DICE ESTA MAMÁ Y LO QUE ESTÁ ESCRITO ES MUY DIFERENTE.


> Ventajas del horario continuado por Isabel, el : 13 de enero de 2011

Hola a todos, tras leer el texto y reflexionar sobre lo expuesto me gustaría expresar mi opinión sobre ciertas cuestiones. Se cita textualmente que el debate sobre el horario continuado “es independiente a que los padres trabajemos o no”. Esta afirmación se contradice a medida que se van desarrollando la gran mayoría de los argumentos a favor de la jornada propuesta.

Es una cuestión que, en su base, está condicionada por el horario laboral de los padres. Ni más ni menos. Se exponen muchas razones que, en teoría, benefician la los chavales, y que, por supuesto, son las primeras que deberíamos considerar. Sin embargo, pienso que lamentablemente se está incurriendo en un egoísmo mayúsculo en el caso de los criterios “sociofamiliares” expuesto. Si bien, mucha gente podría recoger a sus hijos y comer con ellos con esta nueva jornada, somos muchos los que ni con esta jornada podemos recogerles antes de las cuatro de la tarde. A nosotros no nos queda más remedio que “mirar a los ojos” de nuestros hijos a media tarde y aprovechar la merienda, y con suerte parte de la tarde, y la cena para la convivencia.

Por otra parte, quizá las familias que puedan recoger a sus hijos antes y llevarlos a comer a casa puedan adelantar el horario de sus actividades vespertinas, pero los demás no.

Respecto a los criterios “psicopedagógicos” pienso que se está desatendiendo una cuestión fundamental que es la socialización de los niños, el texto dice textualmente que con el horario actual tienen una “pérdida de tiempo de dos horas”. En mi opinión mi hijo no está perdiendo el tiempo cuando está jugando con sus amigos en el patio del colegio. Jugar es tan importante para su desarrollo y formación como las materias curriculares. Con el horario propuesto, muchos niños se irían a casa al terminar las clases, y ese tiempo con sus compañeros de juego libre se perdería. Los colegios organizan muchas veces campamentos y estancias en albergues a lo largo del curso para fomentar precisamente eso, la socialización, que no sean solamente compañeros de aulas. En los recreos se aprenden cosas muy necesarias y se adquieren herramientas de comportamiento que nos van formando y preparando para nuestras relaciones con los demás en la medida que crecemos. Esas herramientas incluyen la resolución de conflictos y enfrentamientos propios del ser humano, que inevitablemente van a suceder entre compañeros y de distintas edades. Pretender preservar a nuestros hijos de absolutamente todo y meterles en la confortable burbuja de su hogar creo que no les beneficia para convivir en sociedad (la convivencia únicamente en el núcleo familiar no garantiza, precisamente, convertirse en un adulto sano socialmente).

Otra de las supuestas ventajas que proporciona el horario continuado es el aprovechamiento del tiempo tras la comida, para los que permanecen en el centro, por ejemplo para asistir a clases en las que los propios profesores se encargarían de reforzar las materias aprendidas. Esta linea de pensamiento en un país en el que la asignatura alternativa a la Religión no debe incluir ninguna materia curricular, como por ejemplo gimnasia, ni algo relacionado con la educación ciudadana, para que no resulten desaventajados ni discriminados, respecto a conocimientos, los alumnos que optan por la asignatura religiosa. Como para reforzar a los que se quedan después de comer. No tiene sentido añadir más.

Por otra parte, la cuestión de la escasa vigilancia durante los recreos comentada creo que es un problema en sí mismo independiente y cuya solución no debe estar en manos de un cambio en la distribución de la jornada escolar, sino en la gestión de los recursos humanos del propio centro educativo.

Respecto al fracaso derivado de la adaptación al instituto, pienso que el cambio del horario es el menor de los problemas. Deberíamos preguntarnos si la edad de doce años no será excesivamente temprana para pasar al instituto. Previamente a esta reforma el paso se realizaba a los catorce, y desde luego es indiscutible que a esas edades dos años suponen un cambio de madurez considerable. Sin embargo este es otro debate.

Un aspecto que me ha resultado doloroso y no lo puedo calificar de otra manera es la condición de “esclava” doméstica a la que se ven sometidas las madres con hijos de distintas edades cuyos horarios son diferentes. Si hablamos en estos términos, la gran mayoría nos sentimos, si no esclavos, sí inevitablemente sujetos a unas restricciones horarias, que igualmente nos impiden tener una convivencia diaria dilatada, armoniosa, sin prisas ni ansiedades (no me atrevo a decir que más aún los que trabajamos fuera de casa, pero cuando llegamos queda lo de dentro, efectivamente lo más importante, pero sin lo uno, difícil es lo otro).

Por otra parte, el hecho de que este modelo esté implantado en otras regiones no significa que sea el más adecuado. Creo que no debemos olvidar que existen muchas diferencias respecto al ritmo de vida entre provincias y más aún núcleos de población. En capitales más pequeñas respecto a grandes ciudades como Madrid, tanto más si hablamos de pequeños municipios y pueblos, en los que la vida lleva otro ritmo y en definitiva, una calidad de vida mejor, puede traducirse en una mejor asimilación de este horario. En las grandes ciudades desgraciadamente imperan las prisas, los atascos, y ambos padres suelen trabajar fuera de casa. En muchas familias coordinar los horarios de padres e hijos requieren verdaderas filigranas. Resulta hiriente, cuando menos, hablar de que “los niños pueden ir a comer a casa” o “lo importante es convivir”. No está al alcance de todos convivir desde las tres de la tarde los días de diario. Además, si realmente son muchos los niños que se beneficiarían de salir a comer a su casa y no volver, ¿qué ocurre entonces con los que se quedan? (los niños “necesitados” decían hace años, según nos cuenta una persona que ha expuesto su opinión personal en este foro) En tal caso, grupos de amigos que tenían ese tiempo no perdido, sino para ellos, se reducirían drásticamente. Si lo llevamos al extremo, eso podría resultar en más opciones a becas de comedor para los que se quedan (como dice el texto) o por el contrario un incremento del coste mensual del mismo como resultado de que la empresa tiene que hacer el mismo esfuerzo pero para una minoría. Se ha citado un caso en el que el comedor finalmente ha resultado gratuito, yo conozco otro en el que se ha cerrado porque no alcanza el mínimo de comensales (por supuesto, no se trata de una gran ciudad).

Respecto a que representaría una menor carga lectiva para los chavales por las tardes: en teoría, deberían tener más tiempo del que tienen muchos para practicar deporte y jugar, pero lamentablemente son muchos los profesores que sobrecargan de trabajo a los niños que apenas llegan a la hora de cenar con las tareas hechas y las lecciones aprendidas. En mi opinión, muchos niños no se pondrían a hacer los deberes tras la comida en el colegio, posiblemente preferirían “desconectar” (no son adultos, la comida con los compañeros no es suficiente para liberarse), teniendo en cuenta además que no es un tiempo libre como tal, si no bajo la supervisión de cuidadores que ayudan, regañan y castigan cuando es conveniente en cada caso. Asimismo, creo que la ingesta de carbohidratos les impediría concentrarse como es debido, tal y como parece estar demostrado.

También quiero hacer una mención especial al beneficio para la salud de los más pequeños que, según Dña. Elisa Herrero, otorgaría sin duda alguna el no sestear en el colegio. Una cosa es la salud como tal y otra bien distinta es el bienestar y la comodidad. La salud entendida como ausencia de enfermedad o como estado que nos permite realizar correctamente nuestras funciones vitales, resulta casi intolerable ponerla en entredicho debido a unos catarros y otros cuantos piojos, que en ningún caso, representan un riesgo mayor de contagio por dormir en el colegio un rato. Particularmente no conozco ningún centro que tenga a sus alumnos en estados de hacinamiento y suciedad como para presuponer contagios masivos debido a la jornada actual.

En definitiva, las razones expuestas me parecen de una simpleza y ramplonería extraordinarias. Claramente favorables para un colectivo de madres o padres que, o bien trabajan en casa, o trabajando fuera, tienen un empleo que les permite comer con sus hijos a unas horas en las que a muchos aún nos queda por delante. Por no mencionar los argumentos expuestos sobre la neumofisiología que concluyen con la conveniencia de oxigenarse por las tardes, cosa que sin la jornada continuada, resultaría más complicado practicar.

Finalmente quiero señalar que este tipo de medios nos ofrecen la oportunidad de exponer una opinión personal, en el tema que nos ocupa, en este caso de personas que tenemos hijos, por tanto madres y padres, independientemente de la profesión que desempeñe cada cual. Personalmente condeno el amparo en el anonimato, sin embargo no creo que nuestra identidad, para opinar sobre esta cuestión, tenga que incluir información acerca de la posesión o no de un doctorado universitario. Poseo exactamente el mismo título que Dña. Elisa Herrero, firmante del texto, y a ninguna de las dos creo que esa posesión le otorgue más peso o razón a nuestros argumentos.

Isabel Mirones. Madre de un niño de 3º de primaria.


> Ventajas del horario continuado, para mi el mejor por Mary, el : 6 de febrero de 2008
La verdad que para mi el horario partido se hace eterno a un niño. Yo soy Argentina y por ende mi escolarización fue toda de jornada intensiva, eso de comer en la escuela era para los niños necesitados. Entrábamos a las 7:45, y a las 8 estaba cada quien en su clase con su señorita, después hacíamos dos recreos de 10 y veinte minutos respectivamente, (y nunca pero nunca estaban los cursos de los pequeños con los más grandes, esto en la primaria claro), salíamos a las 12:30 y a las 12:45 entraba otro grupo de niños a cada clase con otra maestra distinta de la que habíamos tenido por la mañana, Claro allá el número de alumnos es más del doble. También teníamos por la tarde dos veces a la semana gimnasia, y también para quien lo quisiera había talleres: de cerámica, de pintura, de mimbrería, etc. Pero no eran de caracter obligatorio. En el Jardín de Infancia de 3 a 5 años el horario era de 7:45 a 12 o los niños que hacían clases por la tarde de 12:45 a 17 hs. Pero o ibas por la mañana o por la tarde nunca todo el día. Además cuando yo era pequeña algunas maestras hacían doble jornada, cosa que después de unos años fue prohibida por el estrés que les generaba. Aquí encuentro los recreos excesivamente largo y peligrosos para la integridad del niño ya que surgen peleas empujones y ni que hablar de situaciones indevidas entre grandes y pequeños. Soy Maestra de parbulario y viendo como es el funcionamiento de la jornada partida encuentro que no hay diferencia de nivel, al contrario, por la tarde los niños están muy agotados y hasta irritables. Además los tiempos de demora entre los recreos y el tiempo libre que tienen a la hora de comer es innecesario. Y desorganiza la jornada. Yo soy partidaria de la jornada intensiva, da muchos mejores resultados y sobre todo el niño está más relajado.
   
> Ventajas del horario continuado, para mi el mejor por Padre, el : 15 de diciembre de 2010
Como el zumo, exprimido de la naranja o procedente de "concentrado". No sólo hay que mantener las jornadas partidas, sino que si no se llega a los contenidos (que no se llega) hay que ampliar la jornada y sobretodo las jornadas anuales. Y, además hay que volver a las horas de verdad, las de 60 minutos, que si 50’, que si 45’, entre cambios e inicios al final como mucho se aprovecha el 70 u 80 % de la clase.
   
> Ventajas del horario continuado, para mi el mejor por ESTHER, el : 13 de enero de 2010
Si eres maestra deberías saber que parvulario se escribe con V
   
> Ventajas del horario continuado, para mi el mejor por Susanna, el : 8 de mayo de 2009
¿De verdad opina que los niños están más relajados después de 5 horas de clase intensiva? Debería leer el estudio realizado por expertos al que se refiere la Dra. en su artículo.

> Ventajas del horario continuado por usuariaescuelapublica, el : 14 de julio de 2006
Si queremos que nuestros hijos tengan horario de funcionario desde los tres años, adelante. Si queremos compartimentar la vida de nuestros hijos en dos horarios, a saber, por la mañana se "curra" y por la tarde "se hacen actividades interesantes". adelante. Y por supuesto, si queremos cargarnos definitivamente la escuela pública, que ya es claramente la menos demandada, pues adelante. Y yo que quisiera que se pusiera jornada partida también para los chavales de la ESO en los institutos, y que tuvieran comedores (lo humano es comer entre las 13:00 y las 14:00, no a las 15:30). En fin. Con los profesores-funcionarios hemos topado. Acabare llevando a mis hijos a la concertada, modelo en el que no creo y que trato de evitar a toda costa. Ellos están siendo más listos. Y nosotros nos dejamos colar todos los goles (algunos nos los metemos nosotros en propia puerta, como en este caso).
   
> Ventajas del horario continuado por Paco, el : 13 de marzo de 2008
Lo humano y lo divino: ¿comer a las 13.00?, creo que ha abandonado ese horario incluso el sector de la construcción. No oigo nada nuevo en tu respuesta y, sin embargo, olvidas leer todos los argumentos favorables. Por ejemplo: el país con mayor rendimiento escolar y académico del mundo se organiza en torno a una "jornada continuada"
   
> Ventajas del horario continuado el : 13 de enero de 2008

Me parece bastante injusto el modo en el que el usuario arremete contra el profesorado- funcionariado. La jornada continua es una alternativa que propone el centro y que primero debe ser aprobado por consejo escolar, y por un minimo de padres del centro. Nosotros, los profesores- funcionarios queremos lo mejor para nuestros chicos y la jornada continua, no implica que los niños "no curren", simplimente se invierten los momentos de trabajo.

POr otro lado, es importante que respetemos y destruyamos el estupido prejuicio de que la vida del funcionario es una vida fácil, segura, cómoda y con muchos ingresos para lo que trabajan, porque eso es completamente incierto.

Lo cierto es que hoy es domingo y yo, funcionaria estoy trabajando, para y por mis chicos.


¡HABLE POR SÍ MISMA, NO EN MI NOMBRE! el : 20 de agosto de 2005
Por indicación de un amigo he sabido que en este texto de la Dra. Herrero se pretende apoyar la idea de que la jornada continua aumenta el rendimiento académico en unas supuestas constataciones del estudio por mí dirigido para la Comunidad de Madrid. No voy a discutir ni uno de los argumentos (todos ellos igualmente banales y de andar por casa y la inmensa mayoría errados) de la Dra. Herrero, pues no me dedico a irrumpir en los debates de centro sobre la jornada, pero sí quisiera puntualizar dos cosas: 1. Mi estudio sobre la jornada no apoya la hipótesis de que el rendimiento escolar aumente con la continua, como no lo había hecho ninguno antes ni lo ha hecho ningún otro después. Lo que todos los estudios muestran es que el rendimiento intelectual y académico (que no son lo mismo) o disminuye (aunque no sea dramáticamente) o no varía, y eso es lo que se constató tanto en la revisión de estudios anteriores que hicimos como en nuestras propias pruebas y en los estudios posteriores de los que tengo noticia. Y se constató, sobre todo, que es rotundamente falso el presunto hundimiento de los alumnos por la tarde. Esto no significa que la jornada continua no pueda convenir a los alumnos y las familias por otros motivos, incluso más poderosos (la vida no se reduce a la escuela), pero la Dra. en Bioquímica debería evitar meterse en camisa de once varas y dejar de decir disparates sobre sus beneficios para el rendimiento. 2. Mi estudio no fue encargado para "desacreditar" la jornada continua, sino precisamente para buscar algo de luz en medio de la avalancha de frivolidad a la que nos tienen acostumbrados tantos maestros y maestras deseosos de tener la tarde libre (afortunadamente no todos) y tantas madres y padres deseosos de ahorrarse un par de viajes (afortunadamente no todas) que confunden sus intereses con argumentos incluso científicos. No sé dónde, ni cuándo, ni cómo obtuvo la Doctora su Doctorado, pero debería haber aprendido entonces que la investigación tiene unas reglas destinadas a evitar que las creencias o las intuiciones del investigador determinen de antemano los resultados. En todo caso, en mi trabajo se especifica en qué se basan todas y cada una de las conclusiones alcanzadas, y la Dra. es libre de estar en desacuerdo con ellas, pero en ningún caso debería falsearlas como lo hace (quizá ni las haya leído, ya que se equivoca hasta en el título del trabajo, y por dos veces). Quienes deseen saber más sobre la jornada escolar podrán encontrar algunos materiales pulsando aquí y en el libro La jornada escolar, Barcelona, Ariel, 2002.

> Ventajas del horario continuado el : 7 de abril de 2005
Yo estoy de acuerdo con el horario continuo. Mi hijo podría comer en casa. Ahora tiene problemas con la comida y suele tener siempre anemia. Los fines de semana se recupera bastante, pero con este horario que tiene ahora tan irracional me obliga a tenerlo que dejar al comedor.
   
> Ventajas del horario continuado por bmunici, el : 15 de diciembre de 2006
Me alegra mucho la preocupación por el horario de comidas (interesante), pero te debería preocupar el nivel académico de los colegios y comunidades autónomas donde esta jornada está implantada¿?
   
> Ventajas del horario continuado el : 14 de abril de 2005
También yo quiero sumarme a la petición de elaborar un buen proyecto educativo con un horario más racional.
   
> Ventajas del horario continuado el : 21 de abril de 2005
Pertenezco a una asociación de padres en defensa de la vida familiar y quiero decir a este respecto que simplemente viendo que con el horario actual del colegio el 90% de los niños tienen que comer en el colegio, está claro que este horario actual es un fracaso y está en contra de la vida familiar. Estos niños que viven fuera del entorno familiar carecerán del concepto de hogar tan necesario para su vida y no sabrán afrontar, ni planificar su propia vida familiar aumentando la estadísticas de divorcios y fracasos personales.
   
> Ventajas del horario continuado el : 12 de diciembre de 2008
Con el horario laboral de los padres que trabjan que son un 90%, aunque el horario fuera de 9 a 14 horas. ¿Cuántos niños comerían en casa? Esto lo único que supondría es que en vez de ser la comida una parte integrada en la educación dentro de su horario, se convirtiese en algo externo sin ningun control educativo, con personal menor cualificado. Ya me gustaría a mi comer en mi casa todos los día con mis hijos, pero eso debe ser de otro planeta. Un saludo
   
> Ventajas del horario continuado por Rocío, el : 11 de junio de 2009
¿Desde cuándo ser padre o madre y ejercer como tal, supone tener por parte de l@s hij@s, aprendizajes "sin ningún control educativo y con personal menor cualificado"? Es triste leer estos comentarios

> Ventajas del horario continuado el : 7 de abril de 2005
Yo no entiendo de tantos estudios y parrafadas pero mis sobrinos viven en Toledo en un colegio de horario continuo como casi todos por allí y están fenomenal.

> Ventajas del horario continuado por Margarita Alcalá Reygosa, el : 25 de marzo de 2005

Después de leer este artículo sobre el horario continuado se me plantean dos dudas: ¿el tiempo de comedor sería de 2 horas, de 14 a 16 h. como dice al principio o 1 hora para comer y otra para estudio como dice después? En cualquiera de las dos posibilidades ¿qué personal atendería a los niños: personal de comedor o profesorado del colegio? Pienso que si fuera la 1ª opción variaría poco respecto a la situación actual: sólo se desplazarían la hora de comer, sus largos recreos y los problemas a los que hacéis referencia. La 2ª opción sí me parece interesante, es decir, una hora para comer y una hora para actividades o estudio dirigidos por profesorado. Yo creo que los niños tienen que aprender a respetar a todos los adultos que les cuidan, pero parece que la realidad es otra y es que con el profesorado del centro o de las actividades extraescolares se comportan mejor.

Un saludo

   
> Ventajas del horario continuado el : 29 de marzo de 2005
El horario continuado no es sólo un cambio de horario sino todo un proyecto de estudios, así se plantea en la ley y así lo debemos construir entre todos. En la última reunión del Ampa entre todos los asistentes se votó a favor de que hubiera un debate sobre el horario continuo para plantear todo esto. Debate que se convocará próximamente y podremos analizar todas estas opciones. En mi escrito planteo que simplemente con que la hora del comedor se desplace desde las doce y media actual hasta las dos en el horario continuo hará que muchos niños puedan comer en su casa por lo que la masificación actual disminuirá. Las cuidadoras podrán controlar mejor la situación, hacer mejor su trabajo y por lo tanto, los niños que se queden al comedor se portarán mejor y estarán más a gusto. Se debe tener en cuenta que ahora de cada clase de 22 o 23 niños van a comer a casa sólo 4 o 5. Si seguimos elaborando el proyecto educativo y analizamos la situación. Los chicos ya han terminado su jornada lectiva, tienen sus mochilas preparadas con los deberes y repasos que tengan que realizar para el día siguiente por lo tanto se puede planificar después del descanso de comer una hora, de tres a cuatro, de estudio tutorizada por personal docente ya sea de profesorado escolar o extraescolar, pero de cualquier forma gratuito. El profesorado escolar también tiene que estar unas horas por la tarde y la administración se compromete en los colegios con horario continuo a sustentar las actividades extraescolares para que el colegio permanezca abierto con diversas actividades que se planifiquen. Por otra parte el profesorado del colegio Alhambra está también a favor del horario continuo por lo que conjuntamente podremos elaborar un proyecto educativo que verdaderamente merezca la pena. Después del estudio a las cuatro los chicos estaran libres sin mochilas y sin nada pendiente, libres para hacer las actividades extraescolares que se apunten, organizar partidos de fútbol o baloncesto o lo que planifiquen.
   
> Ventajas del horario continuado por Una madre que trabaja hasta un poco más allá de las 14h ..., el : 28 de agosto de 2009
Sinceramente, no veo la ventaja. Esto parece una sesión de magia: "Mucho más en el mismo tiempo". Si de verdad se pretende acortar el recreo y aprovechar el tiempo para deberes o lo que sea, ¡también se podría hacer con el horario partido!. En muchos colegios programan en ese tiempo extraescolares. Yo soy partidaria de la jornada partida, y de que tengan tiempo para jugar, correr, relacionarse, .... La realidad es que muy pocos de los padres que trabajamos podríamos recogerlos a las 14h y comer con ellos en casa, ¡qué más quisiéramos!. El horario continuado fomentaría en muchos casos más horas de TV, consolas, redes sociales en internet y demás.
   
> Ventajas del horario continuado el : 11 de enero de 2008
Lo sorprendente seria y es encontrar profesores en un colegio de jornada partida que no reclamen un horario laboral mejor.
   
> Ventajas del horario continuado el : 31 de marzo de 2005

Con esta jornada contínua que propones lo único que creo que conseguiría, es intentar hacer que los niños tengan horario de adulto desde que tienen tres años, que desayunen a las 8:00, incluso algunos antes, y que no puedan comer hasta las 14:30 (salen a las 14:00 y entre que llegan a casa y se calienta la comida...), muchas horas sin comer. Además tampoco se adaptarían al horario de sus supuestos hermanos de instituto, donde salen a las 15:00 y no llegan a casa hasta las 15:20, en el mejor de los casos. Al reves, de lo que se suelen quejar estos niños de instituto, es de que lo que peor llevan es tantas horas seguidas sin comer. A lo mejor, en vez de centrarnos en conseguir hacer mayores a nuestros pequeños, estaría bien intentar que los mayores, puedan seguir siendo niños y comer sus horas, como ya se han planteado en otras comunidades.

Esa hora de estudio de la que habláis, si tan buena se piensa que es, y se supone que tan dispuesta va a estar la Comunidad en que la imparta el profesorado, ¿por qué no se hace actualmente en la hora que se supone que les sobra a los niños en el comedor?, así también estarían a las cuatro de la tarde libres de tareas.

Un saludo.

   
> Ventajas del horario continuado el : 31 de marzo de 2005
Tengo la gran suerte de poder ajustar mi horario de trabajo a los de mis hijos, lo digo porque quiero que quede manifiesto la imparcialidad de lo que aquí se escribe porque lo que deseo es lo mejor para ellos. Llevo 15 años en la docencia universitaria, mis alumnos tienen entre 20 y 60 años, en nuestro centro las clases de más de hora y media se consideran antipedagógicas, las clases teóricas abarcan de las 8,30 a las 12,30 y en ese sentido me parece exagerado pedirle a mis niños de 6 y 8 años mucho más... Adaptar todo su pequeño mundo al nuestro, que por cierto deja bastante que desear. Lo que si sé de buena tinta que todo esto comenzó por reivindaciones de los docentes en cuanto a su jornada laboral y de repente todo es maravilloso en lo que se refiere a los resultados obtenidos en todos los sentidos. Yo imparto clases clínicas con pacientes de 3 horas y media y mis alumnos a partir de las dos horas dejan de rendir. Estoy segura que el cambio no ocasionará grandes problemas a los niños inteligentes ó trabajadores sin embargo pienso que los niños con problemas de aprendizaje pueden verse más seriamente afectados porque tienen menos capacidad de concentrarse y de retener, más cuanto más tiempo tengan que seguir atendiendo incluso descansando 5 minutos entre clases. Yo tengo serias dudas de lo que será mejor y me pregunto que persiguen estas personas que hacen campaña sobre las bondades de la jornada continuada. No tenemos a nadie por ahí que nos haga una lista de desventajas? Voy a intentar hacer una búsqueda haber si encuentro algo al respecto
   
> Ventajas del horario continuado el : 4 de abril de 2005

¿Quién decía que los docentes van a atender a nuestros niños en horas no lectivas? En la red he encontrado esta información:

JORNADA CONTINUADA: FETE- UGT recurrirá ante los tribunales por la negativa de la Consejería a negociar.

UGT recurrirá ante los tribunales las instrucciones emitidas por la Consejería de Educación y Ciencia que regulan la supervisión docente de las actividades del alumnado fuera del horario lectivo. Ello es debido a la negativa de la Administración a negociarlas. Hoy, 13 de septiembre se ha reunido la Mesa Sectorial de Educación para tratar entre otros temas la modificación de la Orden de 6 de septiembre de 2001 de la Consejería de Educación y Cultura de Castilla-La Mancha por la que se regula la autonomía de los centros educativos para definir la organización de los tiempos escolares. Lo que coloquialmente se conoce como "Jornada Continuada".

Con fecha 12 de febrero de 2004 se remitieron a los centros de Educación Infantil y Primaria acogidos a la citada orden, unas instrucciones firmadas por el entonces Director General de Coordinación y Enseñanzas Universitarias, Pedro Pablo Novillo Cicuéndez que influían en las condiciones laborales de los docentes.

Dichas instrucciones no fueron tratadas en la Mesa Sectorial de Educación, tal como marca la legislación vigente en materia de representación a los trabajadores y trabajadoras, a pesar de afectar a la jornada del profesorado.

Ante la modificación acordada en la Mesa Sectorial celebrada hoy, consistente en mejorar algunos aspectos de procedimiento de elección del modelo de jornada en el seno de la comunidad educativa, la Unión General de Trabajadores ha solicitado a la Administración la suspensión de las mencionadas instrucciones y su negociación con los sindicatos.

En ausencia del Director General de coordinación y política educativa, el responsable del servicio se ha negado a negociar con las Organizaciones Sindicales.

Ante esta situación, la UGT recurrirá ante los tribunales las instrucciones emitidas por la Consejería. Todo ello con el fin de garantizar los derechos de representación y negociación de los docentes en todo aquello que afecte a sus condiciones laborales y retributivas.

   
> Ventajas del horario continuado el : 4 de abril de 2005

Otra reflexión extraída de una tesis doctoral no coincidente con los argumentos expuestos en el análisis que inicia este debate. Sin entrar en controversias, sólo quiero exponer que la investigación en este área no es concluyente; no como parece en el análisis arriba expuesto en el que todo parecen ser ventajas indiscutibles

El mito matutino

Ante el incesante argumento de que por la tarde aumenta la fatiga y disminuyen la atención y el rendimiento, se le solicitó al Departamento de Psicología Diferencial y Psicología del Trabajo que administrase unas pruebas de atención a los alumnos de centros con jornada partida y continua de Alcalá de Henares. Pese a lo reducido de la muestra, ella evidenció que entre los más pequeños, empiezan el día en mejores condiciones los de la jornada partida, pero lo terminan peor. Entre los mayores inician y terminan algo mejor los de jornada continua, aunque pasan por un letargo peor que los de la partida.

Pese a que las investigaciones sobre la atención y la fatiga (cronobiología y cronopsicología) son poco consistentes, según algunos estudiosos, suelen apuntar hacia un ciclo diario en el que el alumno empieza la mañana con un nivel de atención bajo, que sube pronto, y aproximadamente hasta el mediodía o poco antes, cae. Más tarde, se recupera, vuelve a caer hacia las 15:00 (con independencia del almuerzo) y se restablece de nuevo hacia las 16:00. Es decir, en el comienzo de la mañana el nivel de atención disminuye; hay dos bajones: antes y después de las horas típicas del almuerzo, y ya avanzada la tarde, se entregan los índices más altos de atención y rendimiento.

Pareciera que la luz de este conflicto se ve llegar desde una concepción del tiempo móvil. Este se refiere a una propuesta donde el tiempo se elabora continuamente, se admite la variabilidad de secuencias de información, los diferentes ritmos de asimilación y la asignación de nuevos papeles de los protagonistas de la instrucción (Gairín, 1993).

Lo cierto es que en el mundo entero se está cuestionando el uso del tiempo. Cada vez es más frecuente la revisión de las horas dedicadas al trabajo y al ocio. Por qué no adecuar también la educación a tiempos más subjetivos, respetando los procesos de aprendizaje y entendiendo que el aprendizaje no tiene horarios.

"El tiempo es una relación, una invención humana que coordina las actividades humanas" (Albert Einstein).


Datos extraídos de la Tesis Doctoral de Efstratía Sofou presentada en el Departamento de Pedagogía de la Universidad de Granada, España y de la investigación encargada por el Ministerio de Educación de España a Mariano Fernández Enguita de la Universidad de Salamanca.

   
> Ventajas del horario continuado el : 4 de abril de 2005

También he encontrado ésto que me ha clarificado más las ideas y espero que os ayude a los demás mientras se convoca la reunión sobre este tema:

MRP Y JORNADA CONTINUADA Federación de Movimientos de Renovación Pedagógica de Madrid “La acción comunicativa está orientada a la comprensión intersubjetiva, consiste en una comunicación libre, simétrica, sin violencias ni impedimentos. La acción estratégica busca solamente el acuerdo, el consenso fáctico de los intereses en conflicto, en tanto que la acción comunicativa busca el consenso ético, racional y válido. Para Camps, no es posible separar el accionar estratégico del comunicativo, y hacerlo sería incluso irresponsable. La competencia comunicativa lo es también de nuestra capacidad de ser razonables y cooperar en la construcción de una sociedad justa” (Apel, 1991).

Los Movimientos de Renovación Pedagógica de la Comunidad de Madrid consideramos el debate surgido en torno a la jornada continua como una oportunidad para que la comunidad educativa se plantee las cuestiones de fondo que se perciben, ya que se ha de responder a un análisis más profundo y global de los efectos que la jornada continuada puede generar.

Para tratar el tema en su justo lugar nos parece que el marco de su tratamiento se sitúa en:
  El reconocimiento de que la Escuela Pública debe salir reforzada como el espacio educativo que da respuesta a las necesidades de todos los alumnos/as y como la oportunidad de hacer más democrática su estructura por ser de todos, como demuestra este debate.

  La definición de un Modelo Educativo Regional que contemple las peculiaridades de nuestra región, en el marco de la LOGSE, y en él la reformulación de los espacios y tiempos educativos.

  La consideración necesaria de que es en el Proyecto Educativo de Ciudad donde se han de coordinar los proyectos educativos de centro y donde se han de concretar las posibilidades prácticas del horario de los centros de la zona, de las actividades extraescolares y de las actividades culturales.

  El Proyecto Educativo del Centro en el que se ha de contemplar la coherencia pedagógica y educativa del horario lectivo, del complementario y del horario de apertura del centro en coordinación con el Proyecto educativo de ciudad y de Comunidad Autónoma.

Esta puede ser una buena oportunidad para replantearse el horario de los alumnos de toda la enseñanza no universitaria para una mejor adecuación de éste a las necesidades del currículum para cada edad.

Sabemos muy bien que la jornada continuada es una reivindicación laboral del profesorado pero nos preocupa que su satisfacción se realice en detrimento de otros bienes que consideramos superiores. El bien que hay que preservar a toda costa es el de la formación-educación de los futuros ciudadanos y ciudadanas, de todos sin ningún tipo de exclusión.

En las posturas propuestas por algunos hasta ahora percibimos algunos riesgos:
  La defensa de la jornada continuada para los alumnos sin entrar en más consideraciones supondría la generalización de un incremento significativo del tiempo fuera del contexto escolar. No escondamos que la escuela es algo más que aprendizaje: es también la convivencia con los compañeros, la exposición a una norma de convivencia colectiva más allá de la familia, el aprendizaje horizontal de muchas cosas. Frente a esto lo que queda es un tiempo de gestión privada, el refugio solitario de la familia que puede, en muchos casos, incluir una mayor exposición a la televisión, a la calle con un deficiente contexto normativo, etc.

  La propuesta de una separación de las jornadas del profesorado, del alumnado y del centro, facilitando actividades por la tarde con un carácter más lúdico. Si no se dice que las actividades de la tarde tendrán carácter obligatorio y quién las desarrollará, si no se dice que han de estar incluídas en el proyecto educativo del centro y coordinadas con la oferta cultural de la ciudad... podríamos decir que ya tenemos las jornadas diferenciadas tal como están. ¿Qué es en realidad lo que se nos está proponiendo? Lo mismo que en los Institutos: una jornada única por la mañana tanto para el profesorado como para el alumnado. Y la jornada curricular de carácter obligatorio seguiría siendo como es hoy, coincidente la del alumnado con la del profesorado.

Queremos avanzar algunas ideas sobre condiciones mínimas que debería cumplir una propuesta para garantizar la preservación del fin primero y para mejorar la “eficacia” y la “calidad educativa del sistema, entendiendo que será de mejor calidad cuanto más y mejores personas formemos, en cuanto que se configure la escuela como un factor de igualdad y no de lo contrario:

1. Toda propuesta que no incluya dentro de la escolarización obligatoria las actividades de tarde sería una mala propuesta. Pensando positivamente, sería necesario repensar el currículo para incorporar otras áreas experienciales y de conocimiento.

2. Toda propuesta global que no establezca una normativa de obligado cumplimiento para todos los centros escolares, públicos y privados, va en detrimento de la igualdad de oportunidades y en detrimento de la escuela pública.

3. Toda propuesta que deje en manos “privadas” la oferta de actividades no mejora por sí misma la respuesta educativa del sistema. No olvidemos que hoy ya hay actividades organizadas por numerosas entidades, tanto públicas como privadas.

4. Sería saludable para el sistema educativo en su conjunto, estudiar otras posibilidades de organización del horario del profesorado que pueden ser parcialmente satisfactorias sin menoscabo de los fines educativos.

5. Las horas de “difícil desempeño”, sean las que sean, deberían ser motivo para un cambio en la forma de trabajar y, por tanto, exigirían un cambio en la metodología, en los espacios, etc.

Por todo ello consideramos necesario, dada la importancia del tema y la trascendencia que tiene para el futuro de la Escuela Pública, hacer las siguientes propuestas y consideraciónes:

1. Que las decisiones sobre modificación del horario escolar tienen que tener en cuenta que el alumnado debe ser el centro de la mirada y en espacial los más desfavorecidos social y culturalmente, y que cualquier decisión en este sentido debe ser ampliamente consensuada y debatida entre todos los sectores sociales implicados en el proceso. Hacemos un llamamiento a todos los implicados a llevar a cabo un debate mesurado y a no tomar decisiones precipitadas que puedan poner en peligro la existencia de la propia Escuela Pública.

2. Que, puesto que entendemos la enseñanza pública como un servicio que es de todos y para todos los ciudadanos y ciudadanas, que se haga una planificación que tenga en cuenta los intereses generales por encima de otros intereses particulares o colectivos incluidos los de un determinado centro educativo.

3. Ya que la decisión unilateral de ciertos colectivos o centros de adherirse a la jornada continuada no responde a la lógica del interés general que promueve la Escuela Pública, deberán ser los organismos educativos pertinentes los que tomen una decisión, tras estudiar todas las implicaciones pedagógicas y sociales. La opción que finalmente se considere más provechosa debería afectar a todos los centros sostenidos con fondos públicos (pública y concertada). Incluso las medidas de excepcionalidad y flexibilidad deben responder al carácter público educativo y estar sometidas por tanto a una planificación educativa coherente.

4. Justificar los cambios de jornada con referencias a la autonomía de los centros nos parece sumamente peligroso. La autonomía de los centros debe tener sus límites en la labor social y educativa que cumplen los centros públicos, que trasciende a los intereses particulares de las personas que en un momento determinado hacen uso de ese bien social que es la educación. Por la misma razón podrían ponerse en cuestión en cada centro numerosos aspectos educativos que deben organizarse de manera coordinada (¿centralizada?) para no provocar desigualdades y agravios comparativos.

5. Que reconociendo que el profesorado tiene derecho a reivindicar el horario que considere adecuado para desarrollar su labor docente, no debemos olvidar que su trabajo es un servicio a la sociedad del cual depende económicamente. De ahí que la ciudadanía también tiene algo que decir sobre su horario introduciendo en él elementos de flexibilidad horaria, remuneración adecuada y desarrollo satisfactorio de su profesionalidad asumiendo las responsabilidades que la sociedad le demande. No seremos, pues, nosotros los que nos opongamos a que el profesorado reivindique aquellas mejoras profesionales que considere oportunas siempre que éstas no lesionen los intereses de los alumnos y el futuro de la Escuela Pública. Consideramos que es posible y necesario conciliar los intereses de todos los sectores sociales implicados en su mejora y perfeccionamiento.

6. Que se revise el horario de todos los escolares: Infantil, Primaria y Secundaria introduciendo criterios de racionalidad y flexibilidad. En todo caso consideramos que la jornada del alumnado debe organizarse buscando el rendimiento óptimo del alumnado y su formación integral como ciudadanos y ciudadanas, ha de estar ligada al desarrollo de todas sus capacidades y a la lucha contra el fracaso escolar, programando determinados espacios y tiempos a la atención personalizada a aquellos alumnos y alumnas que requieran una dedicación especial.

7. La educación es un proceso permanente de construcción de la persona en relación consigo misma y con los demás, independiente de los procesos productivos a los que se liga habitualmente en nuestro sistema. En esta lógica entendemos que los centros públicos deben permanecer abiertos a todos los ciudadanos durante el mayor tiempo posible haciendo viable el aprendizaje permanente de personas de cualquier edad.

8. No podemos caer en un discurso maniqueo sobre las ventajas e inconvenientes de la jornada partida o la continuada. Son tantos los factores que inciden en el proceso educativo que resulta sumamente arriesgado dar una respuesta categórica. Por ello proponemos, como ha salido reiteradamente a lo largo del debate, que se lleve a cabo una investigación rigurosa sobre las implicaciones pedagógicas del horario escolar, que tenga en cuenta los ritmos de aprendizaje, la distribución del tiempo escolar y la necesaria atención que debe prestar la Escuela a todos los alumnos poniendo más atención en los colectivos socialmente más desfavorecidos. Factores tales como la edad del alumnado, la distribución del trabajo escolar o los recursos materiales y humanos con los que cuenten los centros o las propias familias pueden ser determinantes.

9. La posible implantación de la jornada continua para el profesorado (de 9 a 3, o de 3 a 9, o de...) debe implicar la programación de actividades educativas en el periodo vespertino estrechamente vinculadas a los proyectos curriculares y educativos de los centros. Se ha de garantizar que estas actividades educativas sean públicas para no dejar nuevas puertas abiertas a la privatización y al mercadeo de los centros. En la actualidad existe una separación tajante entre las actividades educativas regladas y el resto de actividades lúdicas y formativas que los alumnos realizan como ciudadanos. Es necesario entender la educación desde el concepto global que proporciona la Ciudad Educadora, un proyecto coherente que dote de sentido las actividades de tiempo libre de nuestro jóvenes para que no se vean abocados de forma irremediable al submundo del vacío, que integre a nuestros mayores para que se sientan útiles e incluidos socialmente. Un proyecto como éste requiere la dedicación de importantes recursos económicos y humanos que la sociedad de la abundancia, como lo es la nuestra, está en condiciones de proporcionar siempre que tenga a la educación entre sus prioridades. Habrá que exigir que nuestro país se aproxime a ese 10% del PIB que muchos países de nuestro entorno dedican ya a la educación

10. La adopción de la jornada continuada en los términos que se está llevando a cabo en la actualidad, provoca un fuerte perjuicio a los hijos de familias con escasos recursos económicos y/o bajo nivel cultura, para los que la educación reglada supone un efecto compensador, abocándoles a los ambientes de marginación con resultados bastante perniciosos en la mayoría de los casos. En el caso de familias con recursos económicos, pueden verse tentadas a llevar a sus hijos a la escuela privada donde existen horarios más largos, servicios más amplios y mecanismos de recuperación después de las horas de clase incluso durante los meses de verano.

11. Es necesario plantear este debate en el marco de un modelo de escuela pública para la Comunidad de Madrid. Los desencuentros que se están produciendo en estos momentos en el seno de la Comunidad Educativa ponen de manifiesto la urgencia de elaborar un Modelo Educativo Regional para nuestra comunidad consensuado por todos los sectores sociales implicados. En él la jornada escolar es un tema que debe relacionarse con otros aspectos educativos fundamentales como el desarrollo del currículum comprensivo, la atención a la diversidad y la igualdad, la financiación, la formación del profesorado, los servicios de apoyo, las dotaciones de recursos humanos y materiales, ...

Tenemos la sensación de que este asunto se está tratando en un clima excesivamente crispado. Sin embargo tenemos la convicción de que el camino hacia la Escuela Pública debe ser trazado por medio del diálogo entre todos los miembros de la comunidad educativa. Queremos seguir aportando nuestro grano de arena para que se siga adelante con un debate mesurado y no tomar decisiones precipitadas que puedan poner en peligro la existencia de la propia Escuela Pública.

También nos parece el momento para seguir insistiendo, como lo han hecho muchos, en la urgencia de la puesta en marcha del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid para que este foro pueda desarrollarse y continuarse en su seno como el espacio natural del mismo.

Resumimos la posición de los MRP en los siguientes puntos:

Modificación de la jornada cuando se den las siguientes condiciones:

  La organización del tiempo de la tarde debe estar planificado y coordinado desde el Proyecto Educativo del Centro y el Proyecto Educativo de Ciudad, barrio o zona rural, en el que están implicadas las instituciones culturales, deportivas, recreativas, medioambientales... Ténganse en cuenta modelos ya existentes como la Ciudad y los niños, la Cuidad Educadora o experiencias como las de diversas ciudades italianas o la estructuración del centro como comunidad de aprendizaje abierta al entorno.

  Es un tiempo obligatorio (2 o 3 horas) para los alumnos, desarrollado flexiblemente (de 4 a 9 de la tarde), que se puede realizar en diversos ámbitos (incluidos los centros escolares) de la Ciudad Educadora: conservatorios, teatros, bibliotecas, ciclos de cine, deportes, danza, centros culturales, ... Por tanto es un tiempo reconocido para los alumnos.

  Los alumnos son coordinados por sus tutores de tarde que deben pertenecer a la plantilla del centro educativo. Entendemos que es una forma de crear empleo y dar respuesta al “quién” organizará estas horas. Es un tiempo reconocido como tiempo de trabajo del profesor.

Mientras tanto proponemos que sólo se autorice la jornada continuada de los alumnos de Infantil y Primaria de forma absolutamente excepcional.

ANEXO

Nos gustaría poner en el debate algunas de las dificultades que la jornada continuada presenta, a nuestro modo de ver, para los IES y sus alumnos:

  El horario se constriñe de tal manera que apenas queda margen de maniobra para atender a necesidades educativas especiales que requerirían no sólo más profesionales, sino un tiempo específico. Podríamos citar alumnos con materias o áreas pendientes, alumnos que necesitan una atención más individualizada, las reuniones de los equipos docentes, actividades de profundización, etc.

  La disponibilidad de más tiempo privado (la tarde libre) para los alumnos no ha supuesto una mejora en el trabajo en casa para las tareas relacionadas con el trabajo intelectual. Lo que sí aumenta, en la mayoría de los casos, son las horas televisión o de calle.

  Tampoco ha generado una demanda significativa de las actividades de tarde en los centros ni en otros sitios. Algunos alumnos hacen deporte, otros estudian un idioma o música... Pero, el montante global no es mayoritario.

  También aumenta el número de horas que los alumnos están solos, en el caso de las familias monoparentales o en las que trabajan el padre y la madre.

  Esto es especialmente grave cuando se trata de familias muy desestructuradas o de familias con graves carencias económicas y/o culturales. Tampoco es muy favorable para los colectivos minoritarios como inmigrantes o gitanos.

Nos parece que esto es parte de la realidad y que a la hora de tomar decisiones ha de tenerse en cuenta.

Este documento se halla incluido en la sede virtual de CONCEJO EDUCATIVO de CyL www.concejoeducativo.org

   
> Ventajas del horario continuado por macanol, el : 13 de enero de 2010

buenas noches, por sana curiosidad y viendo que en el colegio de mis hijos quieren implantar la jornada intensiva...

realmente ha merecido la pena? habeis conseguido todos los objetivos que pretendiais? era la jornada partida el problema real de todo lo que planteabais mejorar?

mil gracias por adelantado!

un saludo.

   
> Ventajas del horario continuado por Antonio, el : 14 de enero de 2010

Te aclaro que en nuestro colegio debatimos el tema hace varios años y se descartó la jornada contínua por una inmensa mayoría. Así pues el CEIP Alhambra sigue teniendo jornada Partida.)

Saludos